Un rol de solidaridad a Galicia

0
177
views

Es en las adversidades y los momentos más duros cuando los españoles realmente destacamos, en este caso, por nuestra SOLIDARIDAD. Es emocionante ver cómo todos los ciudadanos, desde cualquier punto de España, se han movilizado para solidarizarse con las víctimas, familias y amigos afectados por el terrible accidente ferroviario ocurrido en Santiago. Gestos de una gran generosidad que desgraciadamente ya hemos visto en otras ocasiones en nuestro país. 

Los vecinos fueron los primeros en llegar y atender a las víctimas, por ser los primeros en enterarse, pero ese tesón por ayudar se ha extendido rápidamente por toda la geografía española. Médicos, equipos sanitarios, psicólogos, policías, bomberos, espontáneos. TODOS. La movilización de personas dispuestas a cooperar ha sido impresionante, como también las condolencias,  las muestras de afecto, y la difusión de información útil en redes sociales –teléfonos de atención a las familias, avisos de necesidad de recursos, llamamientos a donar sangre, consejos para no dificultar el acceso a las ambulancias, etc.-. Todos los españoles, conmocionados por la tragedia, se han sincronizado solidariamente con un fin común: ayudar.

 

La donación de sangre, recurso de máxima necesidad en estos casos, ha resultado desbordante. A las pocas horas del accidente larguísimas colas de ciudadanos se han congregado en los centros sanitarios para hacer posibles las transfusiones. No sólo en Santiago, Vigo o Coruña, sino en diferentes puntos del país, para atender las necesidades de los heridos. En apenas unas horas se ha cubierto la demanda de donaciones e, incluso, algunos centros se han saturado y han pedido a los donantes que regresen en unos días. Con todo, se sigue necesitando la donación de aquellos que tengan carnet y pertenezcan a los tipos ‘0 negativo’ y ‘A negativo’, aunque en los próximos días también se precisará de sangre ‘A positivo’ para reponer las reservas en los centros sanitarios.

Los hosteleros de Santiago también han contribuido organizando un “banco de habitaciones” para los familiares de las víctimas, un gesto loable. Desde su cuenta en Twitter la Asociación de Hostelería de Compostela está organizando la disponibilidad de habitaciones libres para ofrecerlas a los afectados por la tragedia.

Los gestos, la solidaridad y la cooperación en la que se han unido todos los ciudadanos de España es abrumadora. Una muestra más de que los españoles somos solidarios y nos volcamos todos a una para prestar ayuda. Un ejemplo más de que tenemos fe en la gente, en las personas de este país y, al contrario de lo que alguno piensa, nada está perdido. Lo dice Reverte con ironía y reflexión: lo mejor de España es su gente.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here