¿Un regalo inesperado?

0
212
views

Regalar es una costumbre social muy arraigada. Es normal comprar cosas a otras personas con motivo de su cumpleaños, de su boda o por cualquier otra celebración importante. Nos gusta regalar y que nos regalen pero lo que no nos gusta es que surjan regalos totalmente inesperados.

Estos regalos aparecen así porque o bien habíamos olvidado la fecha o bien porque no pensábamos ser invitados al evento y a última hora recibimos la llamada o la carta que nos hace partícipes de un cumpleaños o una fiesta a la que no pensábamos ir. Y se crea el caos.

No solo se trata de comprar un regalo, sino que además, en algunos casos también hay que vestirse para la ocasión. Y eso implica comprar algo de ropa. Y quizás no estamos hablando de grandes cantidades, pero si las cuentas del mes ya estaban hechas tener que sacar ese dinero extra se hace prácticamente imposible.

En estos casos, la solución llega de la mano de los llamados créditos rápidos. Se trata de préstamos por pequeñas cantidades de dinero, que en muchos casos no llegan a los trescientos euros, y que se van a devolver en muy poco tiempo. Muchas personas necesitan el dinero tan solo hasta el momento en el que cobren la nómina y pueda devolverlo.

En este caso incluso es posible pedir un préstamo de prueba gratis. Se trata de una oferta que tienen algunas financieras y que consiste en que la primera vez que se solicita una cantidad se permite que el cliente no pague intereses, siempre que la devuelva en un número de días determinado. Aprovechando esta oferta se ahorra el dinero de los intereses a la vez que se prueba el servicio.

Estos créditos se gestionan de manera sencilla, sin demasiado papeleo y en solo diez minutos de tiempo como media. El dinero está ingresado en la cuenta de forma casi automática y se sale del apuro de una manera eficaz y sin complicaciones. Y, también muy importante, sin tener que dar explicaciones de para qué se quiere el dinero.

Incluso es posible gestionar préstamos con ASNEF ya que dadas las características de estos microcréditos, las condiciones que se exigen son mucho menores que cuando se piden cantidades de dinero más altas. Por eso, si por cualquier causa se está en la llamada popularmente lista de morosos, también es posible solicitar microcréditos para hacer ese regalo y quedar tan bien como cualquiera.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here