Cómo llevar mejor una custodia compartida

0
246
views

Aunque la custodia compartida es sin duda alguna la mejor manera de hacer las cosas tras una separación, no hay duda de que plantea siempre problemas y pequeños o grandes conflictos en su desarrollo día a día. Esto va a suceder de manera especial si la relación entre los padres es correcta, pero no cordial ni fluida. Por es, estos consejos para la custodia compartida pueden ayudar a llevarla un poco mejor.

-Cuándo sea necesario discutir términos de la custodia debe de hacerse a solas, sin que el menor esté delante. Hay que evitar cualquier tipo de discusión o de riña delante del niño y por eso, lo mejor es que los adultos queden a hablar en algún momento en el que el menor no esté delante.

Lo que puede empezar como una simple conversación podría acabar en una discusión, especialmente si las relaciones no son todo lo buenas que sería de desear. Hablando a solas se evita que de forma accidental el hijo acaba siendo testigo de un momento tenso o desagradable.

Lo mejor es quedar en un ambiente neutro, en el que ninguno de los dos se sienta más fuerte o protegido. Evitar los momentos de intercambio del menor es muy importante, ya que aunque no se discuta delante de él verá a sus padres alterados al recogerle o despedirse.

-Se le pueden consultar al niño ciertos aspectos de la custodia, pero siempre debe de ser sin presiones. Cuando el niño va cumpliendo años y va entrando en la adolescencia hay ciertos aspectos de la custodia compartida que se pueden hablar con él o con ella.

Es importante que no haya presiones, ni de carácter de chantaje psicológico ni tampoco sobornos para que prefiera estar con uno de los progenitores. Pero sí se pueden tener en cuenta sus planes y sus preferencias para momentos determinados.

-La figura del mediador de familia puede jugar un papel muy importante en la custodia compartida. Cuando hay puntos de vista enfrentados, a veces es complicado llegar a un acuerdo o discutir las cosas con objetividad. El mediador de familia no tiene más intereses que el bienestar del menor y por eso puede aportar un punto de vista objetivo en este tipo de discusiones.

Para que la mediación sea efectiva ambos padres deben de comprometerse a que van a escuchar lo que el mediador tenga que decir y van a tener en cuenta sus consejos. El mediador no toma decisiones y no realiza imposiciones, pero ayudará a que ambas partes puedan entenderse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here