Fundas nórdicas con botones

0
736
views

En el mercado existen una gran variedad de fundas nórdicas, con muchos diseños distintos y pensados para todo tipo de personas. También las hay con diferentes acabados y hoy queremos hablar de uno de los más prácticos y de los que más adeptos tienen: las fundas con botones.

Muchas de las personas que tienen que colocar por primera vez una funda nórdica cometen un error muy común de principiantes: colocan la parte abierta de la funda en la zona de la almohada. Por eso, cuando ven una funda con un acabado con botones, especialmente si son grandes, piensan que tienen que ser realmente incómodas. Pero es que la parte abierta de la funda siempre se pone a los pies de la cama, introduciéndose generalmente bajo el colchón.

Es por esto que las fundas suelen ser más largas que el relleno, para poder introducir la parte sobrante bajo el colchón y que la cama quede mucho mejor hecha, impidiendo así que los pies puedan quedar al descubierto durante la noche.

Los botones, un sistema cómodo

Los botones tienen ventajas respecto a las fundas abiertas sin más ya que estos ayudan a que no se descoloque. Una funda abierta puede moverse durante la noche y el relleno acabar resbalándose fuera. Si está cerrada con botones, aunque se suelte del colchón, no se saldrá nunca el nórdico para fuera.

También tiene ventajas respecto a las cremalleras, la principal de ellas que no son tan delicados. Si un botón se desprende todo es coser otro en su lugar, algo tan básico que incluso alguien que no ha cosido jamás puede hacer con más o menos éxito.

Pero las cremalleras tienen tendencia a romper con el paso del tiempo y cambiar una cremallera no es fácil, además de que comprar otra pasa sustituirla tampoco es barato.

Los botones laterales

Algunas marcas han comenzado a colocar los botones de las fundas en los laterales, especialmente en modelos muy grandes como los pensados para camas grandes. Esto ayuda a que se pueda abrir la funda más fácilmente y sea más sencillo introducir el relleno. Pero, además, los botones quedan estéticamente bonitos en el lateral si se escogen modelos que tengan su encanto y que resulten adecuados.

En las habitaciones infantiles, los botones grandes y de colores pueden ser también parte de la decoración de la funda nórdica dejándose a la vista como un adorno informal y divertido más.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here